Nuestra Historia

PUEBLO VIEJO, ÚNICO E IRREPETIBLE

Con esta descripción identificamos el proyecto hoy convertido en realidad, cuyo desarrollo tuvo lugar entre 1976 y 2016. Se han cumplido 40 años desde sus orígenes.

El promotor original de Pueblo Viejo, un ciudadano norteamericano encontró la muerte en un terrible

accidente, al estrellar el avión que piloteaba, contra un iceberg al norte, en el océano atlántico. Había dado la inicial para la compra de los terrenos a CAZTOR, Compañía Anónima para el Desarrollo de la Zona Turística de Oriente, fundada en 1968, y había contratado a un arquitecto español de nombre Miguel Oliver Perez, para que llevara a cabo este proyecto.

Al enterarse de la tragedia Oliver Perez contacta a el Ing. Daniel Camejo, promotor del proyecto para convertir las 900 hectáreas de salinas existentes en lo que es hoy el Complejo Turístico El Morro. Es así como se conforma una compañía integrada por los ingenieros Luis Pietri y Alfonso Riveroll, la cual tenía como socio industrial al Ingeniero Federico Lovera.

Federico Lovera viaja a España en varias ocasiones, entrevistándose con Miguel Oliver quien se convierte en su guía, juntos recorren todos los proyectos que a la sazón se desarrollaban en el Mediterráneo. Es al llegar a Port Grimaud
, pequeño puerto situado en la Costa Azul de la Riviera Francesa, sobre el golfo de Saint Tropez , y muy cercano a la ciudad del mismo nombre, y toman la decisión de adaptar Pueblo Viejo en un Port Grimaud en el oriente venezolano.

En Venezuela ya se había constituido la compañía constructora cuya Junta Directiva quedo integrada por Alfonso Riveroll, Luis Pietri, Oswaldo Cisneros, J.J. Gonzalez Gorrondona, Jose Ramon Arellana y Morella Pacheco. Federico Lovera toma a cargo la Coordinación General y la Dirección Técnica del Proyecto y se encarga de seleccionar al grupo de profesionales venezolanos que participarían en la creación de este hermoso conjunto Residencial integrado por ingenieros estructurales, electricistas, de suelos, arquitectos ph1aisajistas y un grupo de carpinteros venezolanos. Con este grupo así conformado, se dio inicio a lo que hoy conocemos como Pueblo Viejo.

La arquitectura de Pueblo Viejo es única e irrepetible, lo observamos en sus colores, sus detalles arquitectónicos, su asimetría de extraordinaria belleza, el movimiento de sus componentes estructurales, sus piscinas, su integración con los canales que lo atraviesan , amplios canales para el movimiento de las embarcaciones y pequeños canales que dan un aire bucólico a las viviendas adyacentes. Su integración con el faro, icono central de majestuosa belleza y ahora con su Sala Cultural conforman un excelente ambiente para el desarrollo de una identidad cultural propia, augurio de un crecimiento importante en nuestro sentido de pertenencia.

Pero no se trata solo de belleza plástica, sino que está soportada por bases estructurales firmes, islas separadas de los canales por un sistema de tablestacado de tecnología francesa que delimitan y protegen las áreas de construcción, pilotes que soportan cada una de las estructuras, construidas sobre losas flotantes. Estudios previos de suelo permitieron llegar a las más modernas soluciones tanto en materia de ingeniería de suelos como en hidráulica.

Situado en la exclusiva Bahía de Pozuelos, Pueblo Viejo está conformado por un conjuh2nto de islas y penínsulas surcadas por 58.000 M2 de bahías y canales, abarcando más de 145.000 M2 entre áreas de construcción y áreas verdes. Tanto las Islas como las penínsulas han sido edificadas manteniendo un delicado tratamiento paisajista, con una variedad de vegetación que da realce y se integra con la construcción, hileras de casas con movimiento propio, entrantes, salientes, tratamiento de alturas que ofrecen belleza y confort, muelles privados en cada vivienda brindan un punto de partida y de acogedor retorno para los amantes de la navegación y de la pesca. A esto debemos añadirle un sistema de seguridad que se ha destacado por su responsabilidad, compromiso y eficiencia que coincide con su slogan Único e Irrepetible.

Pueblo Viejo es modernidad y es Historia; es sentido y vivido por sus propietarios, por los visitantes, por los niños que recorren a diario, a pie y en bicicleta, sus puentes, observan los barcos pasar, disfrutan del confort, seguridad, áreas verdes y recreativas y admiran su impresionante faro, icono de Pueblo Viejo, un lugar Único e Irrepetible!!!!!

Si eres propietario debes registrarte para disfrutar de todos los beneficios informativos de tu cuenta.